Language
Now in Minsk   The weather in Belarus

Inicio Cultura Teatro

Teatro en Belarús: desde batleyka hasta las actuaciones

La historia del teatro belaruso tiene más de un siglo. El teatro belaruso profesional se ha desarrollado entre los siglos XIX-XX a base de los rituales populares antiguos, a base de la creatividad de los músicos vagantes, compañías cortesanas de los magnates belarusos, de la actividad de los conjuntos de aficionados.

Pero en las tierras belarusas los artistas vagantes no sólo actuaban, sino también adquirían los fundamentos de su habilidad profesional. Se sabe que en Smorgón hasta los mediados del siglo XIX existió la única en Europa Academia de osos. A los ositos atrapados en el bosque se les enseñaba a bailar, y luego los juglares se iban con ellos a las ferias de Rusia, Polonia, Hungría, Alemania.

La batleika belarusa ocupa un lugar significativo en la historia del teatro nacional. La tradición de poner las batleikas (belenes) de Navidad fue popularizada por San Francisco de Asís en el siglo XIII en Italia. A principios del siglo XVI los artistas vagantes además de las historias canónicas representaban las escenas de la vida y fue en Belarús donde este arte recibió un reconocimiento a nivel nacional y ha  sobrevivido hasta nuestros días. Varios teatros de títeres del país apoyan esta tradición, casi en todas las iglesias durante la Navidad se puede ver la representación  de batleika.

En la época del Gran Ducado de Lituania, Belarús fue una potencia verdaderamente teatral. Se sabe que muchos tipos de representaciones – las de los colegios, las cortesanas, las laicas — aparecieron en las tierras belarusas antes que en otros lugares. Cada magnate belaruso trató de crear su propio teatro, por lo que en los palacios fueron construidas o adaptadas las salas de espectáculos. Muchos tenían salas de teatro, entre ellos los condes Tyshkévich, en Pléshchenitsy y Svisloch, I. Jreptóvich, en Schorsy, el príncipe Lubomirski, en Dubrovna, el conde Z.G. Chernyshov, en Chechersk y Moguiliov. Por lo general las salas fueron construidas por los arquitectos italianos. La construcción de la primera sala teatral especial comenzó en la Residencia de los Radziwill en Nesvizh en 1746. El teatro de Slónim de  Michał Kazimierz Ogínski, construido entre los años 1775-1781, fue uno de los más grandes y tecnológicamente el más avanzado de Europa. El teatro de Zorich en Shklov se convirtió en la base de la compañía del Teatro Imperial de San Petersburgo. 

Las tradiciones del teatro belaruso gozan de fama hasta hoy día. La compañía de ballet del Teatro Bolshoi usa el género clásico: su repertorio incluye más de 30 ballets. Pero año tras año, el ballet más famoso es “El Cascanueces”.

"Bazar Eslavo" en Vítebsk. Foto: Interfax.by.

La ópera belarusa experimenta otra ronda de crecimiento. Las representaciones del Teatro Bolshoi tienen lugar con un éxito lleno. A los belarusos y a los invitados del país les gustan especialmente las noches de ópera al aire libre frente al teatro situado en la capital y cerca de las murallas del Castillo de Mir.

Otro conjunto que no tiene miedo de dar un paso fuera del escenario es el Teatro Republicano de Drama, cuyo director artístico Valery Anísenko invita a los aficionados al teatro a su finca en Jotézhino. “Chéjov al aire libre” es un proyecto del autor Valery Anísenko. Lo quiere el director es sumergir al público en el ambiente de “La gaviota” de Chéjov y promete un montón de sorpresas a los espectadores: la fiesta de té de Chéjov, la posibilidad de montar los columpios, sesiones de fotos y la comunicación informal con los artistas del teatro, incluyendo con la artista del pueblo de Belarús Tatiana Márjel, artista emérito de Belarús Igor Sigov, ganadora de la medalla de Francysk Skaryna Galina Chernobáeva, Valentín Soloviev y muchos otros.

Teatro Académico Nacional de Ópera y Ballet. Foto: interfax.by.

En septiembre de 2012 el Teatro Académico Nacional de Drama de Gorki inauguró la 80a temporada teatral con una de las representaciones más interesantes, el espectáculo “Pane Kójanku” de Andréi Kuréichik en la representación del director principal Sergei Koválchik. El repertorio de la nueva temporada incluye también los estrenos del año pasado: “Pigmalión” de B. Shou, “Pena de gran inteligencia” de A. Griboyedov, “Comedia íntima” de Noel Coward y la “Visita misteriosa” de F. Dyurenmat. En 2013 el teatro nos alegrará con el espectáculo “Demonios” de F. Dostoyevski (la escenificación de N. Rudkovski con la representación de Sergei Koválchyk).

La vida teatral de Belarús está saturada de eventos festivaleros. Los maestros de la escena mundial vienen a Belarús para presentar a los artistas y al público belaruso sus mejores trabajos. Desde 1996 en Brest se celebra el Festival Internacional de Teatro “Belaya Vezha”. Moguiliov se ha convertido en una plataforma para el Foro Teatral Internacional Juvenil  “M@art.contacto”. En Vitebsk, en el Festival Internacional de las artes “Bazar Eslavo” se representa al público el programa “Encuentros teatrales”. La capital acoge el Festival Internacional de Teatro “Panorama”, el Festival Internacional de teatro estudiantil “Teatralny Kúfar”, el Foro Internacional de Teatro “TEART” (Minsk), el Festival Internacional del Teatro de Títeres de Belarús.