Language
Now in Minsk   The weather in Belarus

Inicio Economía y negocios En el camino a la OMC

En el camino a la OMC

Desde el agosto de 2012 Rusia se convirtió en un miembro de pleno derecho de la OMC. Belarús y Kazajstán que son socios de Rusia en la Unión Aduanera, continúan negociando sobre la adhesión a la OMC. Según previsiones optimistas, Belarús puede adherirse a la OMC dentro de dos años, las negociaciones sobre la adhesión están en curso desde 1993.

Las negociaciones sobre la adhesión a la OMC se llevan a cabo en cuatro direcciones:

  • la reforma de la legislación en conformidad con los acuerdos multilaterales de la OMC;
  • el acceso al mercado de bienes;
  • el acceso al mercado de servicios;
  • el apoyo del gobierno a la agricultura.

Mientras tanto, en el marco del EEC Belarús se ha comprometido a mantener la misma política económica que Rusia y tomar medidas adecuadas de apoyo estatal a los productores nacionales. En términos de la adhesión de Rusia a la OMC, las formas del apoyo estatal de las empresas belarusas y los sectores industriales requieren una revisión sistemática. Así, la empresa Bellegprom fue la primera en desarrollar una estrategia de trabajo en la OMC y ya la ha acordado con el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Economía.

La adhesión de uno de los tres miembros de la Unión Aduanera da algunas ventajas a los socios de la Unión Aduanera: se trata de la supresión de los derechos de importación sobre equipos de producción, lo que permite efectuar con mayor rapidez la modernización de las instalaciones de producción. Además, la OMC no prohíbe la concesión de subvenciones y donaciones públicas para los productos innovadores, para la adaptación de nuevos productos en los mercados.

Los expertos internacionales no hacen pronósticos relacionados con los problemas globales de la economía belarusa después de la adhesión de nuestro país a la OMC. Además de la apertura de los mercados que antes fueron inaccesibles debido a algunas limitaciones de los mercados y las condiciones de igualdad, entre las ventajas,  hace falta destacar la reducción prevista de los derechos de importación para materiales y componentes utilizados en la industria. La membresía en la Organización Mundial del Comercio acelerará la modernización de las empresas belarusas. Todo esto permitirá mejorar la calidad de los productos nacionales, reducirá los costos de la producción, y por lo tanto, aumentará las exportaciones. Después de la adhesión a la OMC, también será más fácil resolver el problema de las medidas antidumping.