Language
Now in Minsk   The weather in Belarus

Inicio Política Sociedad civil

Intereses públicos de los belarusos: estilo de vida sano y caridad

La Constitución de Belarús garantiza a los ciudadanos del país el derecho de formar asociaciones y de afiliarse a las asociaciones ya existentes, así como recibir libremente la información sobre sus actividades.

La estadística de los últimos cinco años muestra que el número de instituciones públicas en el país no cambia significativamente. Los expertos atribuyen esta tendencia principalmente al hecho de que en la sociedad civil de Belarús se representan los intereses de la población en todas las esferas de la vida pública.

Según los datos del Ministerio de Justicia para el julio de 2012 en la república funcionan 2443 asociaciones públicas, de las cuales 231 son asociaciones internacionales, 686, asociaciones nacionales, 1526, asociaciones locales. Además, están registrados 30 sindicatos (asociaciones).

La mayoría de los belarusos prefieren participar en las actividades de estilo de vida sana, en el país funcionan 617 asociaciones deportivas y sociales. La segunda área más popular es la caridad, 395 organizaciones. Los intereses de la juventud belarusa están representados por 237 asociaciones juveniles, entre ellas, 30 son infantiles. 218 organizaciones funcionan en el ámbito de educación y organización de actividades culturales. Además, en el Ministerio de Justicia están registradas 83 asociaciones de veteranos, inválidos de guerra y de trabajo. El país cuenta con 83 asociaciones científicas y técnicas y 49 asociaciones artísticas. 66 organizaciones se dedican a la protección de la naturaleza, monumentos históricos y culturales. 30 asociaciones defienden los intereses de las mujeres.

Para el 1 de julio en Belarús están registrados 15 partidos políticos y 108 organizaciones del partido. Funcionan 37 sindicatos (33 republicanos, 1 territorial y 3 sindicatos en las organizaciones) y 23031 organizaciones sindicales.

Los expertos del Ministerio de Justicia también destacan la tendencia que consiste en la intensificación del trabajo de las organizaciones públicas y sindicales en las regiones.