Language
Now in Minsk   The weather in Belarus

Inicio Política Defensa

Belarús protege la paz

La colaboración y la cooperación con todos los países-miembros de la comunidad internacional es la base de la política exterior de Belarús. Una coexistencia tranquila es resultado del cumplimiento de las normas universalmente reconocidas del derecho internacional, así como de los compromisos asumidos internacionales, en particular en el ámbito de la defensa.

La doctrina militar belarusa es puramente de naturaleza defensiva. Foto: Evgueni Khatskévich (interfax.by).

Participación en los tratados internacionales

Desde 1949 la República Socialista Soviética de Belarús, como miembro de la ONU, se convirtió en miembro de varios acuerdos multilaterales en materia de desarme y control de armamentos. Se trata, en primer lugar, del Tratado de prohibición de ensayos nucleares en la atmósfera, en el espacio ultraterrestre y debajo del agua.

Antes la república firmó el Tratado sobre prohibición de la puesta de las armas nucleares y otras armas de destrucción masiva en los fondos marinos y oceánicos y su subsuelo es uno de los documentos más importantes en la esfera del desarme nuclear. Entre esos instrumentos internacionales cabe destacar la Convención sobre la prohibición del desarrollo, producción y almacenamiento de armas bacteriológicas y tóxicas y sobre su destrucción. Todos esos documentos fueron firmados durante el período soviético.

Desde 1992, Belarús, por derecho de sucesión respecto a los tratados internacionales de la antigua Unión Soviética, se ha comprometido a reducir y limitar armas nucleares y convencionales. El Estado se adhiere al Tratado sobre la eliminación de misiles de menor y intermedio alcance, del Tratado sobre la reducción y limitación de las armas estratégicas ofensivas, del Tratado sobre fuerzas armadas convencionales en Europa, del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares y de muchos otros.

Se firman acuerdos mundiales y regionales en las áreas de la seguridad internacional, la eliminación de las armas químicas y las minas terrestres, el aumento de la confianza y la seguridad a las fuerzas militares y a las actividades militares. El país intenta convertirse en un miembro de pleno derecho de todos los regímenes internacionales vigentes de no proliferación.

Doctrina militar

Basándose en estas aspiraciones, se forma la nuevas doctrina militare del Estado belaruso. El documento entró en vigor en 2002. Define la actitud de Belarús a los conflictos militares y su prevención, la construcción militar, y el uso de la fuerza militar para proteger los intereses vitales del Estado.

La colaboración y la cooperación con todos los países - miembros de la comunidad internacional es la piedra angular de la política exterior de Belarús. Foto: interfax.by.

La doctrina militar belarusa es de pura naturaleza defensiva. En este caso, las autoridades de Minsk se basan en el hecho de que ninguno de los países es nuestro enemigo potencial, y la seguridad de Belarús se considera como “estado de protección de los intereses nacionales durante la transformación de la amenaza militar en la amenaza militar para el Estado”.

Para estos casos la doctrina determina la naturaleza de los conflictos militares modernos. Se describen los objetivos y los posibles casos de uso de las Fuerzas Armadas, otras tropas y formaciones militares.

La base jurídica de la Doctrina Militar es la Constitución, la Concepción de la seguridad nacional de la República de Belarús, tratados internacionales en la esfera de la seguridad militar y otros decretos legislativos.

Prioridades en la cooperación militar internacional

Desde 1992 el país ha firmado cerca de 90 decretos en la esfera de la seguridad internacional, la cooperación militar y técnico-militar. Entre ellos están el acuerdo de cooperación con los Ministerios de Defensa de la Federación de Rusia, Ucrania, Polonia, Hungría, Bulgaria, Moldavia, EE.UU. y Alemania.

Sin embargo, la cooperación militar con Rusia lleva el carácter prioritario para Belarús. En primer lugar, este hecho está relacionado con el pasado histórico común, así como con unas relaciones económicas estrechas. Belarús coopera con Rusia en el marco del Tratado de constitución del Estado de la unión, y en el formato del Tratado de la Seguridad Colectiva. En general, el marco jurídico de la cooperación en materia de la defensa entre la República de Belarús y la Federación de Rusia está representado por 31 tratados internacionales.

Industria de defensa

Después de 1991 Belarús ha logrado preservar una estrategia unificada de desarrollo de la industria de defensa y en comparación con otros países post-soviéticos ha reestructurado su sector de defensa con más rapidez.

La cooperación militar con Rusia es de carácter prioritario para Belarús. Foto: Interfax.by.

Gracias a eso la industria de defensa belarusa orientada hacia el desarrollo de las principales tecnologías, ha creado el potencial para la modernización de las plataformas soviéticas y rusas en estrecha cooperación con sus investigadores y fabricantes.

Esto no sólo satisface la demanda interna de equipos militares y sistemas de armas, sino también convierte a Belarús en un re-exportador legal de los sistemas de armas de Rusia en los mercados extranjeros.

En diciembre de 2003 las autoridades del país crean el Comité estatal militar e industrial. La nueva administración se encarga de la gestión del complejo militar e industrial. En el país existe un sistema eficaz de control de las exportaciones que elimina el tráfico de armas y artículos militares específicos con evasión del derecho internacional. En Belarús los suministros pasan un control obligatorio por varios departamentos teniendo en cuenta las obligaciones internacionales del país.

Mejorando los mecanismos de control de armas y los sistemas nacionales de control de las exportaciones, Belarús apoya y desarrolla las medidas de confianza y transparencia en este ámbito. A partir de 1992 el país  presenta regularmente la información sobre las armas convencionales al Registro de la ONU.

Belarús también participa en la presentación de informes estandarizados de la ONU sobre gastos militares. La información sobre la exportación e importación de armas y equipos militares por parte de Belarús se presenta al Secretario General de la ONU y a los Estados- miembros de la OSCE de acuerdo con la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, por la decisión del Foro de la OSCE para la cooperación en el ámbito de la seguridad.

Todas las actividades en el mercado de los productos MIC corresponden íntegramente a los requisitos del Consejo de Seguridad de la ONU. Belarús cumple estrictamente con todas las resoluciones del Consejo de Seguridad que limitan suministros de armas y equipos militares a algunos países.

Nuevos desarrollos

Casi al mismo tiempo, el sistema integral de resistencia a las armas de alta precisión y los sistemas militares de información geográfica se convirtieron en las direcciones prometedoras de la industria de defensa belarusa. Pero con el tiempo, la lista de las áreas prioritarias aumenta, incluyendo en la actualidad complejos no tripulados de aeronaves y sus sistemas, tecnologías informáticas, sistemas de combate de las fuerzas de operaciones especiales y los ejércitos terrestres, sistemas de impacto de fuego. Los últimos avances en estas áreas se exhiben cada año en diversas exposiciones de armas y equipos militares, la más grande de las cuales es Milex.

En las exposiciones se exhiben, entre otras, las empresas más exitosas de la industria de  defensa belarusa: son empresas-elaboradores de los dispositivos ópticos militares y  sistemas optoelectrónicas, equipos complejos ópticos y mecánicos. Los expositores muestran sus sistemas y complejos espaciales, aeronáuticos, topográficos, espectrales y zonales, fotogramétricos, así como dispositivos láser y de visión nocturna para fusiles.

Las exposiciones como MILEX es una buena publicidad de la industria de defensa de Belarús. Sin embargo, a los clientes extranjeros les gustan productos para los cuales no se necesita la publicidad. En primer lugar, son instalaciones móviles para fines militares, en particular, remolcadores belarusos que han ganado buena reputación en la época soviética. Estos automóviles siguen siendo ampliamente utilizados para los sistemas móviles de misiles y otros sistemas de las Fuerzas Armadas de Belarús y del extranjero.