Language
Now in Minsk   The weather in Belarus

Inicio Política Ciencia

Ciencia en Belarús: la transición a una economía innovadora

La organización de las industrias basadas en el trabajo intelectual es una etapa nueva y, sin duda, la más prometedora en el desarrollo económico de Belarús.

La institución científica más importante del país es la Academia Nacional de las Ciencias. Recientemente su estructura ha sido reorganizada de una manera significativa: han sido creados nuevos tipos de instituciones (centros y asociaciones de investigación y práctica), han sido mejorados enfoques y métodos de gestión de la actividad innovadora. En la actualidad el tema de la investigación fundamental y aplicada de la academia se forma sólo de acuerdo con las prioridades económicas. Al mismo tiempo, los científicos ofrecen a sus clientes una amplia gama de servicios: desde la idea científica hasta los proyectos específicos de investigación y de construcción, la organización de la producción.

Los centros de innovación científica y técnica ocupan un lugar importante en la infraestructura innovadora. Aumentan la eficiencia de la interacción entre la ciencia y la industria en agricultura, metalurgia, maquinaria y otras industrias.

Por primera vez los científicos belarusos obtuvieron artificialmente una esmeralda roja. Foto: Guenadi Zhinkov (BelTA).

El Comité Estatal de Ciencia y Tecnología de la República de Belarús es un organismo gubernamental de gestión que desempeña funciones de regulación y control en las áreas de investigación científica, tecnológica y de innovación. Además, el Comité interviene como garante de los derechos de propiedad intelectual. Pero la tarea principal de la Comisión consiste en la creación de empresas innovadoras que puedan producir productos innovadores con alto valor agregado dirigidos a la exportación.

Logros de los científicos belarusos

En junio de 2012 Belarús se ha convertido en una potencia espacial. Desde el cosmódromo “Baikonur” en Kazajstán fue lanzado el satélite belaruso de sondeo remoto de la Tierra. La nave espacial (BKA) fue lanzada al espacio en un clúster de cinco aparatos, junto con el aparato ruso “Canopus-V” y el MKA-FKI (“Zond-PP”), el alemán TET-1 y el canadiense ADS-1B.

La nave espacial belarusa asegura una cobertura completa del territorio de Belarús usando el levantamiento espacial. Su peso es de unos 400 kg, la resolución en la banda pancromática es cerca de 2 m. El BKA tiene altos parámetros dinámicos lo que significa que es más fácil de maniobrar y puede reconstruirse rápidamente en la órbita para efectuar el levantamiento bajo el ángulo necesario.

Con el lanzamiento del satélite, Belarús podrá crear un sistema independiente de sondeo remoto de la Tierra lo que permitirá renunciar los servicios de otros Estados en la recepción y tratamiento de los datos espaciales.

Superordenador “SKIF-GRID”

Los científicos del Instituto Unido de Problemas Informáticos de la Academia Nacional de las Ciencias han elaborado el superordenador “SKIF-GRID” a base de procesadores AMD Opteron de 12 núcleos y procesadores-aceleradores gráficos. Es la configuración más productiva de la familia de los superordenadores belarusos “SKIF”. El rendimiento máximo, sin tener en cuenta la aceleración de procesadores de gráficos, es de 8 teraflops.

Láseres de nueva generación

Los empleados del Instituto de Física de la Academia Nacional de las Ciencias de Belarús han elaborado láseres de nueva generación. Su ámbito de aplicación es amplio: desde la medicina hasta la industria. A diferencia de los láseres tradicionales, éstos son mucho más seguros para los ojos. Además, son mucho más pequeños y más funcionales. Se espera que en el futuro las herramientas y tecnologías a base de láseres faciliten el trabajo de los especialistas en diversas industrias. Es de subrayar que las innovaciones de los físicos belarusos son muy demandadas en el extranjero.

Éxitos médicos

Los funcionarios del Instituto de Física y Química Orgánica de la Academia Nacional de las Ciencias han elaborado una serie de productos originales basados ​​en aminoácidos y sus derivados modificados. Son medicinas de distinto efecto terapéutico, incluyendo la medicina para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares “Asparkam”, el medicamento radioprotector “Taurin”, el inmunocorrector “Leitsin”, los medicamentos antialcohólicos “Teturam” y “Glian”. Se están elaborando medicamentos anti cancerígenos, anti anémicos, antinarcóticos y otros. Para el año 2015 la proporción de medicamentos nacionales en el mercado interior de Belarús en expresión en términos de valor aumentará hasta el 50%.

En el Instituto de Genética y Citología de la Academia Nacional de las Ciencias fue inaugurado el único Centro de biotecnologías DNA. La nueva institución facilitará la introducción más efectiva de los logros de la genética y genómica en la sanidad pública, agricultura, deporte y medio ambiente. Los especialistas del Instituto han empezado a crear un moderno polígono para efectuar pruebas de plantas transgénicas. En este polígono se cultivarán variedades transgénicas de cultivos y se llevarán a cabo sus primeras pruebas.

Por primera vez los científicos belarusos y rusos han obtenido la lactoferrina humana de la leche de cabras transgénicas. La lactoferrina tiene propiedades únicas que luchan contra el cáncer, tiene propiedades antibacteriales y antialérgicas. En muchos países del mundo ya han dominado la tecnología de obtención de la lactoferrina de la leche de vaca. Pero la técnica creada por los científicos de Belarús y Rusia tiene ventajas significativas con respecto a las extranjeras. Un litro de leche obtenido de cabras transgénicas contiene alrededor de seis gramos de lactoferrina, y es una de las tasas más altas del mundo. Hasta el año 2015 los científicos belarusos esperan realizar dos proyectos importantes: construir una granja especial y un módulo experimental de procesamiento donde se puede separar la proteína y obtener productos con lactoferrina.

Know-how de los científicos belarusos

Los científicos belarusos han obtenido la esmeralda roja, cosa que nadie ha podido hacer. Por primera vez esta joya inusual fue obtenida en el Centro de Ciencia y Práctica de las ciencias de los materiales de la Academia Nacional de las Ciencias de Belarús. La esmeralda roja es muy rara en la naturaleza, y se extrae en un solo lugar del mundo, en las montañas Vakho-Vakho ubicadas en el estado estadounidense de Utah. El análogo sintético no es menos bello, pero resulta casi 100 veces más barato.

El Centro científico y práctico de las ciencias de los materiales durante varios años se dedica a la producción de esmeraldas y rubíes sintéticos y, según los expertos, ocupa un lugar digno en el mercado de la joyería mundial. “Produce” más de 6 millones de quilates de piedras preciosas al año.